jueves, 6 de abril de 2017

Cómo hacer la mejor granola casera

Yaaaaaa, ya sé que he tardado más de lo previsto en publicar la receta de mi granola preferida, pero acudir a todo es complicado incluso para las superwomen ;;;)))

Llevo haciendo esta misma receta de granola al menos dos años, y no es que la haga pocas veces, no. La hago dos veces a la semana y tenemos que ser comedidos y "controlarnos" o, a parte de que tendría que hacerla más a menudo estaríamos redondos como balones. No es una receta light precisamente, sana sí, ligera... va a ser que no.

Así que además de traeros la receta quiero compartir los trucos que mejor me funcionan para conseguir que quede rica, equilibrada y perfecta.





INGREDIENTES:


Distinguiremos los ingredientes que VAN AL HORNO
  • 200 gr. copos de avena
  • 75 gr. semillas variadas (lino, girasol, amapola, calabaza...). Yo compro unas mezclas que vienen ya hechas.
  • 50 gr. aceite de oliva (lo prefiero suave)
  • pizca de sal
  • 60 gr. azúcar moreno
  • media cucharadita de postre de canela en polvo
  • 120 gr. miel (me gusta la de naranjo, pero podéis poner la que más os guste a vosotros)
  • un puñadito de cubitos de almendra cruda (lo venden en "Mercadon")

Y los ingredientes que añadimos DESPUÉS DE HORNEAR
  • 100 gr. avellanas tostadas
  • 150 gr. fruta variada deshidratada (plátano, pasas, ciruelas, arándanos, orejones...)
  • 60 gr. de cubitos de coco deshidratado





Lo primero que hacemos es mezclar en un bol todos los ingredientes que sí que vamos a hornear e integrar bien con la ayuda de una espátula.

Una vez que tenemos todo bien integrado, disponemos la mezcla sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear, repartimos uniformemente por toda la superficie de la bandeja y metemos al horno precalentado a 180º durante unos 15 minutos, o hasta que veamos que adquiere ese precioso tono dorado. ¡Ojo, que no se os dore demasiado!

Es conveniente darle un par de "meneos" para que la granola se dore por igual por todos los lados. yo abro el horno un par de veces cada 5 minutos y la muevo con la ayuda de una rasqueta.






Una vez tenemos la granola dorada, la sacamos del horno y es entonces cuando añadimos el resto de ingredientes: coco, frutas deshidratadas, avellanas...

Truco:

¿Por qué mezclo los ingredientes en dos veces? Porque de lo contrario los frutos secos y la fruta deshidratado se hacen de más en el horno y pierden textura y aroma, llegando a veces incluso a quemarse.

Puedes hacer la granola como prefieras lo único que es importante para mí es respetar  las cantidades de los ingredientes que no van al horno y luego ya, podemos echar la imaginación a volar e ir variando los otros ingredientes según lo que nos apetezca o lo que tengamos por casa.






De los cubitos de almendra podemos prescindir, pero a mi el toque de la almendra me gusta. Lo que para mí es imprescindible para que tengamos un sabor fantástico es el coco y las avellanas.






Probad con mango deshidratado, jengibre... y por supuesto a la hora de comerla que no os falten las mezclas con fruta fresca: fresas, trocitos de melocotón, manzana...






¿Mi forma preferida de tomarla? Sin dudarlo con fresas frescas y yogurt.






Pero con leche fresca o poniendo un par de cucharaditas de granola en el café o en el té con leche es una de mis meriendas preferidas.

Espero que os animéis a hacerla y que me contéis cuáles son vuestras mezclas preferidas.

Un beso enoooorme, Belén.


jueves, 30 de marzo de 2017

Macarons de azahar.


¿Hay algo que huela más a primavera que el azahar?

Las calles de un montón de ciudades se llenan estos días de su aroma, los naranjos que decoran avenidas lucen maravillosos repletos de sus flores: Valencia, Málaga, Sevilla... qué sería de ellas sin sus naranjos en flor.

Desde niña su olor me ha acompañado. Mis más tiernos recuerdos de infancia se inundan y entremezclan con el inconfundible aroma del azahar: cuando mi madre me hacía pulseras y collares pasando el azahar a través de un hilo para que yo me disfrazara y jugara, o cuando mi padre me "aupaba" para coger las ramitas florecidas y después correr juntos a regalárselas a mi madre.

Recuerdos imborrables que después de un frío y duro invierno siguen indelebles en mi memoria y que esta primavera, tras tanto ansiarla cobran vida con más fuerza que nunca. Porque la primavera siempre llega...sólo hay que resistir al invierno y esperarla.

Y este año quería recibirla a lo grande, como se merece, con alegría, con fuerzas renovadas y como no ¡con azahar!






MACARONS DE AZAHAR:

Para la receta de macarons de azahar he seguido tal cual ESTA receta, pero he cambiado el colorante rojo por el verde limón de la marca "Fratello" que me encanta.

Con el tema de los colorantes en los macarons recordad que menos es más. De hecho yo siempre que puedo me decanto por colores naturales: los que proporciona la misma almendra, el cacao, las especias... Y si tengo que usar colorantes, lo hago muy discretamente, sin abusar.

Además le he añadido a la masa de macaron un poco de ralladura de naranja bien fina. ¿Por qué usar aromas cuando así quedan taaaaaan ricos?


TRUQUI

Ralla una naranja mediana muy muy fina con la ayuda de ESTA maravilla de rallador que yo utilizo. Después dale un golpe de microondas a la ralladura para quitarle humedad y una vez fría integra al principio del macaronage con la masa de macaron.

Escudilla tus macarons como acostumbras y déjalos secar bien antes de hornearlos. Recuerda que como tiempo y temperatura aproximados deberás hacerlo a unos 150º durante 12 minutos para un tamaño de macaron de unos 4 cms. de diámetro.

¡Ya tenemos lo difícil! Pero ahora lo sencillo cuadra la receta.


RELLENO DE CREMA DE AZAHAR 

  • 30 gr. azúcar
  • 60 gr. agua
  • 90 gr. de mantequilla pomada
  • agua de azahar (yo uso de la marca TENA)

Hacemos un almíbar con el agua y el azúcar. Lo ponemos al fuego y cuando ya no se distinga el azúcar retiramos y dejamos que se enfríe por completo.

Una vez frío el almíbar, comenzamos a cremar la mantequilla con la ayuda de unas varillas o de nuestro robot de cocina y vamos incorporando poco a poco el almíbar. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambienteb y el almíbar frío.

Como es poca cantidad, a mí los robots tipo KA o Thermomix se me quedan grandes para tan poca crema, por lo que prefiero hacer la crema con una simple minipimer.

Una vez incorporado todo el almíbar, es el momento de añadir el agua de azahar. Con la ayuda de un cuentagotas iremos añadiendo la cantidad que se adapte a nuestros gustos y preferencias. ¡Debe quedar sutil, no parecerse a una colonia!

Con esta cantidad de crema tenemos para rellenar unas tres docenas de macarons aproximadamente.

¡Si os gusta la naranja y el aroma de azahar estos son vuestros macarons!






La primavera siempre llega, aunque el invierno haya sido triste, frío y desolador. Llega de pronto sin avisar, cuando ya casi habías tirado la toalla, cuando pensabas que no volverían a acariciarte los rayos de sol en la gélida piel. Sólo hay que resistir al invierno y esperarla.


Un beso enorme, Belén.




                                                       Macarons de azahar, fresa, avellana y cacahuete



Y si te has quedado con ganas de más macarons, o si todavía no te atreves a hacerlos tú solo, recuerda que en La Tallerería te enseño a hacerlos, en mis talleres online de macarons. 

Un mes entero donde aprender todo lo que nadie te cuenta y aprender sí o sí a hacer macarons.

Toda la INFO y plazas en http://cursos.latallereria.com/product/macarons-avanzado-le-must

¡En pocas semanas empezamos!

miércoles, 22 de marzo de 2017

Brownie 2.0

Hay dulces de los que nunca tienes bastantes recetas. Puede que hayas probado cinco o seis recetas, o que ya tengas alguna publicada en tu blog (AQUÍ), pero sigues en la búsqueda de la receta perfecta.

Y al menos a mí con el brownie me sucede así, nunca tengo bastantes recetas, ni nunca son demasiadas las pruebas.

El de hoy es un brownie potente, intenso, brutal... Sólo apto para adeptos al chocolate. Además es una de esas recetas que llegan de mano en mano, de las que te dan porque las llevan haciendo en sus casas desde siempre: no son de ningún otro blog, revista, libro o `publicación, y a mi compartir esas recetas con vosotros ¡me encanta!

Por cierto... ¡GRACIAS, Julia!


INGREDIENTES (bandeja de hornear rectangular de 20 x 30 cms.)


  • 1 pastilla de mantequilla de 250 gr.
  • 2 cups de azúcar
  • 1 cup y 1/2 de cacao en polvo sin azúcar
  • tres huevos L
  • 1 tsp de sal
  • 2 tsp de impulsor químico tipo "Royal"
  • chorrito vainilla
  • 1 cup y 1/2 de harina (9 gr. proteínas)
  • nueces y azúcar glass para decorar

Los que me seguís ya sabéis de lo poco que me gusta complicarme a mí en cuestiones de recetas y elaboraciones. Y esta receta no va a ser una excepción.


Preparamos los ingredientes y precalentamos el horno a 180º. Fundimos la mantequilla y dejamos templar. Mezclamos la mantequilla con el cacao, la vainilla, la harina y el azúcar, el impulsor químico y el pellizco de sal. Añadimos los huevos e integramos bien con ayuda de una espátula. 


Vertemos la mezcla en un molde engrasado y enharinado y alisamos la superficie para que quede uniforme. Decoramos con nueces y ¡al horno!

Sin duda una elaboración rápida y fácil. El único truco del brownie es sin duda acertar con el tiempo de horneado, para conseguir que quede con su característica textura y no nos quede seco en exceso.

¡En mi horno a 180º con 30 minutos queda perfecto!

Espolvoreamos con azúcar glass y marcamos las porciones para empezar cuanto antes a degustarlo y a disfrutar. Aunque al día siguiente si aún os queda, está más rico si cabe.




¿Excusas para no hacerlo? ¡No las tienes!

¡Ya estás tardando!

Un beso enorme, 

                  Belén.

sábado, 4 de marzo de 2017

Espirales de hojaldre y frutos del bosque

Sábado por la tarde, nublado y todos metidos en casa. De pronto el teléfono suena rompiendo la placentera tranquilidad de esas siestas largas que sólo los fines de semana nos podemos permitir.

La calma desaparece y los ojos comienzan a salirse de las órbitas: ¡Vienen los primos a merendar y a pasar la tarde!

¡Y no se conforman con cualquier cosa, que la cuñada es experta en delicatessens varias y te mira todo lo que haces con lupa!

¡Que no cunda el pánico! Tengo la solución que hará que quedes como una reina en pocos minutos y sin ensuciar la cocina ni manchar cacharros ni menaje.




Necesitamos sólo un par de láminas de hojaldre refrigerado (plancha rectangular), mermelada de frutos del bosque, azúcar glass y 20 minutos!!!

Sacamos el hojaldre y extendemos por encima generosamente la mermelada de frutos del bosuqe o la que más os guste.

Tapamos con una segunda tapa de hojaldre y cortamos de arriba a abajo 12 tiras. Para que te salgan rectas, ayúdate de una regla o de una guía.




Retuerce cada tira formando un tirabuzón, y enrolla encima de la bandeja del horno forrada con papel de horno como si fuera una ensaimada.

Mientras terminamos de formar todas las espirales, precalentamos el horno a 180º.

Espolvoreamos con azúcar blanquilla y horneamos unos 20 minutos o hasta que veamos las espirales bien doraditas.

Sacamos del horno y dejamos enfriar los hojaldres sobre una rejilla. Espolvoreamos abundantemente con azúcar glass y corremos a acicalarnos para que la cuñada nos vea "divinas de la muerte" y rabie. ¡Juas, juas, juas!




A la hora de comerlos, una que es de todo menos comedida, gusta de ponerles por encima un "extra" de mermelada para que los hojaldres queden más jugosos y ricos aún.




¡Cafés, tés y unos chocolates para los críos y merienda solucionada!

Rápido, rico, vistoso y sin complicaciones.

Un beso gordo, Belén.

P.D. Y si tenéis ganas y tiempo, siempre os podéis animar a hacer vosotros el hojaldre. Date una vuelta por el blog del "profe" de Pastelería de La Tallerería y aprende.

Acciones para "foodies"

Nadie que sepa un poquito de fotografía por muy poco que se sepa (como en mi caso,,,))) podrá negar que la edición fotográfica es el remate final de nuestro trabajo.

Y en esa dirección las acciones de Photoshop son una auténtica maravilla y un enorme ahorro de tiempo y de trabajo.


¿Qué podemos hacer con las acciones de Ps?

Cuando editamos una foto le vamos haciendo una serie de retoques y correcciones hasta dejarla como queremos que "luzca". Lo que hacemos con una acción de Ps es aplicar con un solo "click" esos retoques que solemos hacer a nuestras fotografías de un modo sencillo y rápido consiguiendo (según la acción que usemos) acabados que darán a nuestras fotos un toque especial y que harán de nuestro trabajo algo compacto y con un toque especial y muy personal que hará que nuestras fotos sean más nuestras si cabe.

Imaginad que tenemos varias fotos de una misma sesión para editar: editaremos sólo una, guardaremos los retoques en una acción creada para esa sesión en concreto, y sin tener que editar desde cero cada foto las tendremos todas editadas al aplicarles la misma acción con los mismos parámetros y retoques en un solo "click". 

¡Genial! ¿No?

Pero como siempre digo..."una imagen vale más que mil palabras".




                                                                                Acción aplicada "Blue mood"





                                                                                 Acción aplicada "Pink touch"



Erica Schiavi, una de las profesoras del taller de fotografía y estilismo culinario de La Tallerería, ha creado un paquete especial de acciones de Photoshop, especialmente pensado para "foodies", para conseguir que las fotos de nuestras recetas o productos preferidos resalten aún más.


"Blue mood", "Purple rain", "Brown sugar", "Black mood", "Analogic style"...

Descubre con las acciones de Ps creadas por Erica una nueva dimensión en la edición de tus fotos.




                                                                                 Acción aplicada "Purple rain"




Entra en su tienda y consigue tu pack de acciones para "foodies" y empieza a disfrutar editando tus fotos con las acciones de Photoshop de Erica Schiavi Photography, y además consigue un 10% descuento al utilizar en tu proceso de compra el código latalle.





sábado, 4 de febrero de 2017

Brioche de naranja y nata

Ya estamos aquí de nuevo, y quería inaugurar el 2017 con una receta que hago mucho en casa y que nos encanta.

Si bien le llamo brioche, no lo es estrictamente... Sin duda uno de los ingredientes que no deben faltar en un brioche es la mantequilla que se incorpora después de un largo amasado poco a poco y en pomada, y en esta receta la mantequilla no está, no la busquéis...

La carga grasa para que nos quede un pan tierno y rico la va a aportar la nata y el resultado es un pan muy aromático y que aguanta tierno varios días.





INGREDIENTES:


  • 475 gr. de harina de fuerza
  • 115 gr. huevos batidos
  • 40 gr. de azúcar
  • 5 gr. de levadura seca de panadero
  • 190 gr.-200ml de nata para montar (un tetrabrick mini)
  • una naranja rallada
  • 50 gr. de zumo de naranja 
  • 2 gr. de sal
  • para decorar: huevo batido y semillas de sésamo crudo

Yo hago la masa en mi Kitchen Aid, pero como siempre podéis hacerla en vuestra amasadora o a mano!!! Eso sí, es un amasado largo, así que si optáis por amasar a mano ¡mucho ánimo!

Ponemos la harina, el azúcar y la levadura seca de panadero y removemos con una espátula o cuchara un poco para que la levadura se reparta bien. Añadimos los huevos, la nata, la ralladura de naranja, la sal y la mitad del zumo de naranja.

Comenzamos a amasar con el accesorio "gancho" a velocidad 1. A medida que  veamos que la masa va admitiendo el líquido, incorporamos si es preciso el resto de zumo de naranja.

Yo he usado harina de fuerza de la marca "Harimsa" y me ha admitido los 50 gr. de zumo, pero dependiendo de la capacidad de absorción de la harina que usemos le hará falta todo o algo menos, por eso es mejor ir añadiendo "a poquitos".

Amasaremos por espacio de unos 15 minutos. La masa resultante es una masa blandita, lisa, homogénea y que no se pega nada a las manos. 

¡Es un gustazo amasarla un poco a mano!





Formamos una bola y dejamos levar la masa en un cuenco o bol engrasado con un poco de aceite de oliva durante una hora un par de horas, dependiendo de la temperatura ambiente de vuestra cocina.

En mi horno tengo función LEVADO, así que yo meto la masa en el horno y programo esta función (el horno se pone a una temperatura de unos 25º) y en una hora y un poco más la tengo doblada de volumen.

Pasado este tiempo, sacamos la masa del bol y la desgasificamos apretando un poco la masa con las manos y amasamos sobre la superficie de trabajo, comenzando a darle forma alargada (ver collage).

Si queréis darle la forma que tiene mi brioche deberéis formar una especie de rulo largo, pensando que cuando lo enrolléis debe caber holgadamente en el molde que vayamos a usar. 

Yo uso el típico molde de plumcake y ÉSTE de la marca Birkmann es una pasada, con una antiadherencia genial.




Una vez tenemos formado el rulo, comenzamos a formar la trenza con los dos cabos y cerramos bien el extremo del brioche.

Preparamos el molde: engrasamos y enharinamos o como yo prefiero hacer, ponemos teflón en el fondo del molde. Cuando los teflones se me van poniendo feos y viejos, los recorto del tamaño del fondo de los distintos moldes que tengo y me ahorro encamisarlos o engrasarlos.

Disponemos la trenza en el molde y tapamos con un trapo o film plástico y volvemos a dejar levar otra hora u hora y media (yo vuelvo a hacerlo en el horno).

Cuando haya doblado el volumen lo pincelamos cuidadosamente con huevo batido o con un poco de nata líquida ¡Le da un brillo más espectacular que el del huevo batido!

Si optáis por el huevo, añadidle un poco de sal para que no queden "babas" y podáis pincelar bien el brioche.

Yo además he añadido por encima unas semillas de sésamo crudo porque me encanta el toque crujiente que le da y además decoran.

Con el horno precalentado a unos 180º horneamos con calor arriba y abajo durante unos 30-35 minutos o hasta que esté bien dorado.

Hacia el final del horneado yo lo tapo con papel de aluminio o pongo una bandeja por encima para que no se me dore en exceso.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y ¡ÑAAAAAAM!

Para desayunar, tostado o sin tostar con un poco de mermelada de naranja amarga, con jamón de York a la plancha...¡Ya me contaréis!

Un beso enoooorme, Belén.




domingo, 25 de diciembre de 2016

Velouté de hongos

Lo primero ¡Feliz Navidad! Y espero que Papá Noel no sólo os haya dejado muchos regalos en el árbol, sino también en vuestros corazones: serenidad para afrontar las cosas, paz interior, amor de los vuestros...

¡Pero de tranquilidad hoy ni hablamos! Anoche nos "pusimos las botas" en la cena de Nochebuena y hoy día de Navidad seguimos con el maratón de ingesta calórica indiscriminada.

Mi propuesta para un primer plato algo más ligero es una deliciosa velouté de hongos que aprendí a hacer el año pasado en un taller de menús navideños en la escuela de cocina Eneldo aquí en Valencia.

Tan rápida de hacer y tan sencilla que si tienes los ingredientes a mano aún puedes prepararla para la comida de hoy. Y además económica, no todo van a ser gambas!




INGREDIENTES para 4/6 personas:


  • 1 puerro en juliana
  • una cebolleta tierna picadita
  • un paquete de setas variadas congeladas (creo queel paquete es de 450-500 gr.). Yo las compro en Mercadona.
  • sal y pimienta
  • 130 gr. de nata o si lo queréis más "light" sustituimos por leche evaporada "Ideal"
  • 3 cucharadas de aceite de oliva para sofreír las verduras
  • 1 litro de caldo de pollo (mejor si es hecho en casa, si no hay tiempo o no lo tenemos el caldo "Aneto" sale bien rico)
  • cebollino fresco picadito para presentar


Comenzamos poniendo el aceite, el puerro y la cebolla picaditos en una cazuela y doramos. Añadimos las setas directamente congeladas y les damos unas vueltas. Yo guardo unas poquitas para al final freírlas e incorporarlas a la velouté a modo de tropezones.

Salpimentamos y añadimos el caldo. ¡Trabajo terminado! Sólo nos queda cocer durante 20/25 minutos, triturar todo y añadir la nata.

A mí, pese a que tengo Thermomix ,me gusta pasar la crema por el chino, porque le da este toque sedoso que hace honor a su nombre.

Si os gusta más clarita (menos espesa aún) podéis añadir algo de caldo y rectificar si hace falta de sal.

Para rematar añadiremos las setas reservadas y salteadas y espolvorearemos con cebollino freso picado.

¿No me digáis que no hemos acabado pronto? Pues preparar esta delicia os aseguro que es más rápido aún que escribir este post ;;;))).

¡Feliz Navidad! 

                     Belén.

P.D. De postre por supuesto... macarons! Unos deliciosos macarons especiados rellenos de una maravilla de crema de marron glacé.