martes, 19 de febrero de 2013

El cromo que se convirtió en galleta y un post sin receta, pero lleno de recuerdos!!

 
  Hace unas semanas Vanina del maravilloso blog VIVA LA TARTA colgó en su muro de Facebook una ilustración que me hizo volver de nuevo a mi niñez, así de golpe, sin anestesia!!!
  
  Las de mi quinta...aquel maravilloso 1970, ¿recordáis un álbum que se puso de moda que se llamaba TE QUIERO de una artista llamada Sarah Kay?

  Yo lo recuerdo perfectamente: el olor del pegamento, porque entonces los cromos no eran adhesivos, el crujir de las páginas al ir llenándose poco a poco de cromos, los cromos que te quedaban torcidos y no querías despegar y volver a colocar por si rompías la hoja... Y lo recuerdo con especial cariño, casi devoción, porque fue el único álbum que conseguí terminar!!!

  Mi madre me compraba dos o tres paquetitos de cromos los viernes al recogerme a la salida del cole y ya por el camino iba abriendo los paquetes y mirando cuáles no tenía y cuáles eran "REPE".

  Al llegar a casa, me arrodillaba delante de la cama y desplegaba mi álbum,  y pegamento U-HU en mano, lo recordáis también ???? ese pegamento amarillo y negro que olía que alimentaba!!! jajajaja!!! A lo que iba , y pegamento en mano iba colocando los cromos en su sitio, comprobando con deleite cómo se iban rellenando cada vez más huecos.

  Los repetidos los guardaba todos juntos en un mazo que sujetaba con una gomita del pelo y los guardaba para, el Lunes siguiente, en la hora del recreo intentar cambiar mis "REPES" por alguno que no tuviera.

  Así pasó casi el curso entero, siiiii casi entero, o al menos un semestre. Porque antes los niños, no íbamos al quiosco y nos llevábamos 20 paquetes de golpe como hacen ahora, noooo que va!!! Era distinto, sobre a sobre, recreo a recreo, cromo a cromo...
  Sin darme cuenta, llegó un dia, ese dia, en el que sólo me quedó un cromo para completar mi colección. Pero era uno de esos cromos que casi nadie había visto y que, seguramente los de "LOS CROMOS" habían reservado para desquiciar a pobres niñas como yo a la búsqueda del maldito/maravilloso cromo.

  El último cromo....era éste...


  Y¡¡¡cómo se resistiría que lo recuerdo perfectamente, como si hubiera pasado todo ayer mismo!!!

  Mi madre, que era la compradora oficial de cromos, me dijo que ya no me compraba más, que lo que tenía que hacer era encontrarlo entre los cromos repes de las niñas del cole...pero nadie, o al menos nadie de mis "CONTACTOS" daba razones de la señorita de estola de visón y sombrero de ala ancha...y tan ancha!!!!

  Aún recuerdo a mi padre, llevándome de la mano entre los puestos de revistas viejas, perros de mil y una razas TODAS JUNTAS EN EL MISMO CACHORRO!!!!, cachibaches del año de la polka, retales de telas, pajaritos y pollitos de colores... Estábamos en la Plaza Redonda, una especie de rastro donde se podía y aún hoy se puede encontrar de todo...

  - ¿¿¿DE TODO, PAPÁ???
  -CASI DE TODO, BELÉN.

  Y era verdad, mi padre no mentía...
  Yo agarrada a la pierna de mi padre mientras un gitano no muy bien encarado pasaba justo por delante de mis narices el taco enteroooo de cromos de mi colección, uno tras otro, uno tras otro... y mi cromo????

  Alli mismo, allí estaba mi cromo!!!! le dimos mi taco entero de cromos repe y mi padre le pagaria 5 duros a aquel hombre...y yo volví directa a casa, feliz, para realizar por última vez la liturgia: Arrodillarme delante de la cama, desplegar el álbum, abrir el pegamento U-HU y colocarlo...ese último cromo!!!

  Así que, al ver el dibujo en el muro de Vanina me dije que tenía que pintar una galleta de ese cromo que tan desdichada y taaaaan feliz me hizo...porque además se lo prometí a ella y a mi misma. Y yo soy una mujer de palabra!!!! 





  

   Espero que os haya gustado la galleta y la historia!!!! Muy en especial a Vanina y a ESTHER que está despierta esperando que publique esta entrada y que ha sido la culpable de que os haya contado la historia del cromo que se convirtió en galleta!!!!

                              Un besito y buenas noches a todos, Belén.
 

P.D. Con cariño para mi amiga RENCOR y para mi querida FLIIIII.
   

33 comentarios:

  1. Pues las que somos de finales de los 70s también nos acordamos de esas ilustraciones, aunque no tuviéramos álbum de cromos. Preciosa esta entrada. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. y aqui estaba esperando esta historia , que me ha trasladado a mi niñez, a los mercadillos de antaño y a lo felices que éramos con tan poco. Yo te propongo algo, que hagas un album de estas preciosas muñecas pero ahora en los lienzos de tus galletas y pintadas por ti. Besos y buenas noches...

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho leer tu historia, y la galleta te ha quedado preciosa

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por dos partes! Por el relato, digno de una novelista por un lado, y por la galleta pintada, pequeña joya en forma de galleta por el otro... Me alegro haber leido tu entrada antes de dormir, voy a tener sueños bonitos esta noche... Buenas noche :)

    ResponderEliminar
  5. En que mundo viviria yo que soy del 71 y es la primera vez que lo veo o es que ya empiezo a padecer Alzheimer , he visto esas ilustraciones en algunos sitios, pero en serio que ni idea de que eran cromos de mi epoca, el post te ha quedado precioso, pero yo me he quedado seriamente preocupada por mi mala memoria, jeje, la galleta divina

    ResponderEliminar
  6. Yo soy del 77 y tuve ese álbum!!!!! Doy fe de todo lo que dices, yo hacia exactamente lo mismo: mi padre tambien venia los viernes con varios sobres de cromos, y era todo un ritual abrirlos, ver los repes y pegar esos cromos de cartón con el pegamento de barra! Después de esta hice otras colecciones de cromos, pero es la que recuerdo con mas cariño, por ser la primera y, sobre todo, por esos dibujos tan bonitos de las niñas con enormes gorros. Gracias Belen por traérmelo de recuerdo! Un beso enorme!
    Montes

    ResponderEliminar
  7. Yo no lo tuve pero mis hermanas si, y recuerdo ser por la noche y meterme pronto en la cama y sin rechistar para q mis hermanas se sentarán conmigo y m dejaran mirar! Aun hoy adoro esos dibujos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Yo soy del 76 y también tuve el álbum! Y no sólo eso tenía unas sábanas con las muñequitas de Sarah Key que adoraba y que tanto las cuidé que hoy en dia las usa mi hija de 2 años y medio!

    ResponderEliminar
  10. Qué galleta tan bonita, que precioso post y que maravillosa es la infancia...

    ResponderEliminar
  11. Yo también tenia ese algún y como tú, hice todo lo que pude en terminar mi preciosa colección, mi padre también me llevaba a la plaza Redonda para cambiar mis cromos repes, estoy segura que él también recordara esas mañanas de domingo.
    Solo decirte que soy afortunada por esos recuerdos y por poder considerarme amiga tuya y lo mucho que me cuidas.
    Te quiero y gracias por estar a mi lado en estos días.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por los buenos días juntas y por los malos q vengan!!! Un beso bicho bola de la niña melon

      Eliminar
  12. Qué bonita historia! Yo soy algo más joven pero recuerdo que coleccionaba pegatinas en álbumes y también las iba comprando poco a poco y las cambiaba con mis compañeras.
    La galleta es preciosa, igual que el cromo del que hablas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Cómo no acordarme de esos cromos !!!!
    Yo no los coleccionaba, pero mis amigas si...!
    Una historia preciosa, y una galleta divina.
    Que bien dibujas, que bien pintas.... me encanta Belén!!!!

    ResponderEliminar
  14. AY! por favor!!!!!!Me ecanta leer como a pesar de un Oceano los pasos de nuestras infancias no estaban tan lejanos. Mis amigas y yo también juntabamos con inmenso cariño las "figus" de Sarah Kay. También nos volvimos locas por alguna que faltaba, a nosotras tampoco nos compraban un paquete todos los dias, también teníamos un negocio de intercambio poderoso!
    Preciosa galleta Belen, y precioso post! Muchas gracias por dejarme aparecer un poquito en esta foto jajajaja Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti x compartir conmigo tu arte y contagiarme con tu magia y tu entusiasmo!!! Vos y entendés!!un beso wapa!!! Ganas de verte y escuharte prontooooo!!!!

      Eliminar
  15. Belén, ¡wapa! Me ha encantado el post, y sí creo que tienes razón en que las cosas de ahora no son como las de antes... Pero también es verdad que hoy en día las colecciones de cromos duran como mucho 4-6 meses en el quiosco... Que me parece fatal, por otro lado, pero es lo que hay. Me chifla la galleta, y yo tengo la mía preparada para ponerme con ella en cuanto tenga un ratito. Un beso grande! Fuen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a ver si es verdad que mi sarita se siente solaaaaaa!!!! un besoooo!!! oye de rubia estás espectacular!!!!!!!!!!

      Eliminar
  16. Precioso Belén!! La galletas y la historia, realmente nos transportas a nuestra infancia!! Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ayyyyy mi guardiana al otro lado del océano!!!!!! ahora te toca a ti dibujar la tuya!!!! sorpréndenos!!!! un beso cielo!!!

      Eliminar
  17. muy bonita historia realmente la disfrute y que hemora la la galleta

    ResponderEliminar
  18. Oh sí que me acuerdo, yo también tenía el álbum. Era precioso. Me has hecho recordar cómo te sientes al ser feliz.
    Un beso.
    Mercè.

    ResponderEliminar
  19. Que lindo volver a la niñez!!! eres tan graciosa!

    ResponderEliminar
  20. Guauuuuuu! tu post me ha traído cientos de recuerdos! tengo esa misma colección!! Cómo nos gustaban los recreos para cambiar cromos, el momento de ir completando páginas y no te digo la emoción de completar la colección!!! Creo que aún conservo el álbum en algún sitio de casa... tengo que buscarlo! Gracias por traernos de vuelta momentos tan especiales. Besos

    ResponderEliminar
  21. Querida Belén, una galleta maravillosa y una historia muy tierna, me ha encantado. Me ha recordado tanto a mis años de cole, muchas gracias y enhorabuena!

    un beso grande,
    Estíbaliz

    ResponderEliminar
  22. Preciosa entrada, maravillosos recuerdos de la infancia que nos hacen volver a ella sobretodo ahora que voy a ser madre. Preciosa también la galleta!

    ResponderEliminar
  23. Una historia muy bonita, de ilusón, de constancia, de cariño, nos hemos trasladado a nuestrs infancia y he deseado con todas mis fuerzas que mi pequeño viva experiencias tan puras como esta, miles de besos ;)

    ResponderEliminar
  24. Qué bonito Belén, y qué preciosidad de galleta!!! Yo tengo pendiente el meterme con este curso, me apunté en la primera edición, pero no pude hacer nada, estas vacaciones me pongo con ello, porque hacéis cada preciosidad...
    Un besico,
    Abi
    Cookies y cupcakes de Huesca

    ResponderEliminar
  25. a por ellassss!!!! lo q pasa es q no sé por qué me da q estás en pleno furor floral!!!!! verdad???? un beso Abigail!!!!

    ResponderEliminar