sábado, 16 de noviembre de 2013

Flaugnard de manzanas y Calvados

Si es que no llego a todo, tendrían que aprobar en el congreso una Ley Orgánica para establecer días de 48 horas, pero claro si no se ponen de acuerdo para aprobar cosas más serias...¡No creo que lo hagan para ésto!

Pese a todo, no quiero perder la rutina de publicar receta nueva cada dos semanas al menos, y compartir con vosotros estos ratitos tan buenos, en los que desde mi ordenador intento día tras día haceros llegar todas mis peripecias y descubrimientos "reposteriles".

Como voy justa de tiempo, ya os habréis percatado que últimamente os traigo recetas sencillas y de ésas que te hacen triunfar invirtiendo muy poco tiempo en su preparación. y buscando buscando encontré la del "Flaugnarde". Un postre típico de la cocina francesa de sencillez extrema y que hasta un niño podría realizar. Algunos dicen que es el hermano pequeño o pobre del Clafoutis, en cualquier caso y sea cual sea el parentesco que los une, es una delicia de postre que no debéis perder de vista.

Combinad vuestras frutas de temporada preferidas y dadle el toque "achispado" con vuestro licor preferido, y sobretodo disfrutad de su sencillo sabor y de su textura.

Buscando recetas de flaugnarde, al final me quedé con una de Whole Kitchen que he adaptado cambiando las proporciones de leche y nata y añadiéndole un par de cucharadas de "Calvados".



Ingredientes:

3 manzanas
100 gr. de harina
100 gr. de azúcar
4 huevos
150 ml. de nata
100 ml. de leche
2 cucharadas soperas de "Calvados"
vainilla o azúcar vainillado
mantequilla para untar el molde
Un toque de canela, en casa somos muy "caneleros" (opcional)



Batimos los huevos, añadimos el azúcar, el licor y la canela y con unas simples varillas removemos e integramos. En un cazo aparte mezclamos la leche y la nata y vamos incorporándolas a la mezcla poco a poco, agregamos la harina hasta obtener una mezcla homogénea que dispondremos en cazuelitas individuales aptas para el horno previamente untada de mantequilla.

Después sólo queda añadir nuestra fruta elegida, en este caso manzanas y hornear a unos 180º durante unos 30 minutos o hasta que veamos ese bonito tono dorado que caracteriza a este delicioso postre.

Antes de servir, espolvoreamos con azúcar glass y nos sonreímos "vilmente" pensando lo bien que vamos a quedar con nuestros invitados sin habernos tenido que pasar toda la tarde en la cocina. ¡Voilà!



¡Gracias por estar ahí! Belén.



5 comentarios:

  1. Madre mia que pintaza. Me voy corriendo a coger papel y lapiz y me apunto la receta. Besos

    ResponderEliminar
  2. Y nosotras esperamos esas recetas cada dos semanas como agua de Mayo...no te retrases...Como esta....facil, desconocida y con una pinta de 10!!!
    Un beso
    Paloma

    ResponderEliminar
  3. Un postre dulce y rico y muy hermoso preparado me encanta,abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Eres la mejor! Menuda pinta tiene esto! y encima facil! Ideal para los días de Nvidad tan estresantes y con tanta gente en casa! Un besazo!
    Eva.-

    ResponderEliminar