domingo, 1 de diciembre de 2013

Buñuelos de manzana: modestos pero riquísimos.

Si es que sólo los que tenéis un blog sabéis lo que cuesta "rascarle" horas a los días para publicar cada nueva entrada.

Piensa qué receta quieres hacer, investiga para al final hacer lo que te venga en gana (al menos en mi caso), compra los ingredientes, haz la receta una vez, si te ha gustado repítela para asegurarte de que TODO va a ir bien cuando la hagáis vosotros, limpia, monta el set de fotografía, haz las fotos, pasa las fotos al ordenador, edita...escribe la entrada, corrige... ¡Interminable! ¿verdad?Pues me he dejado unos cuantos pasos por el camino para no hacer una lista eterna, que conste en acta!!

Así que, aunque en Facebook os había prometido que publicaría ayer, al final y por más que he corrido me he planatado en Domingo a la hora de comer, pero como los ingredientes son muy comunes, igual hasta podéis hacerlos para merendar.

Tenía ganas de hacerlos desde hace tiempo, y desde entonces he estado viendo varias recetas de buñuelos de manzana o de "apple fritters", que es como les llaman por esos mundos de dios. Pero las masas no eran de buñuelo tal cual lo entiendo yo: llevaban huevos, leche, aceite...

Yo quería una receta de BUÑUELOS BUÑUELOS CON MANZANA, y aquí está.




Bien sencilla, rápida y económica ( que con los tiempos que corren es un factor importante a tener en cuenta) y por supuesto riquísima.

Al final todo ha resultado tan sencillo como coger mi receta de buñuelos valencianos típica y partiendo de esos ingredinentes y de la textura que necesitaba para rebozar las rodajas de manzana aquí está mi receta definitiva de buñuelos de manzana:

Ingredientes para unos 16 buñuelos:

  • 2 manzanas bien grandes ( yo he usado Granny Smith)
  • 200 gr. de agua templada
  • 230 gr. de harina de fuerza (10%  proteina)
  • medio cubo de levadura fresca (12´5 gr.)
  • un pellizco de sal
  • 1/4 tsp de especias variadas mezcladas ( yo uso un preparado especial que me regaló mi amiga Laura de Endulzarte)  pero podéis mezclarlas a vuestro gusto: canela, jengibre, nuez moscada...preparados para tarta de manzana o para galletas speculoos...
  • Azúcar y canela para rebozar los buñuelos ya fritos
  • Aceite para freírlos (yo los frío en aceite de oliva suave, pero podéis usar de girasol perfectamente)

Lo primero es disolver la levadura en el agua calentita con los dedos en un cuenco o bol. Una vez disuelta, añadimos de golpe la harina. Yo uso la de la marca "Gallo", especial repostería, mirad:


No necesitamos ni amasadora, ni varillas, ni nada. Sólo nuestras manos bien limpias y un poquito de paciencia. Añadimos la sal y las especias, y seguimos trabajando un poco la masa para ir con los dedos deshaciendo las bolitas más grandes de harina.

Tendremos una masa  para nada densa, un poco como la típica masa para frituras, algo parecido a ésto:


¿Veis cómo deshago las bolitas de harina entre mis dedos? Ahora tapamos con un trapo limpio el bol con la masa y la dejamos reposar un rato, una hora aproximadamente. En verano yo la dejo en mi cocina que es calurosa y en una hora la tengo lista para usar. Pero como ya hace fresquito, la pongo al lado de un radiador y  así me aseguro que en esa hora de reposo, mi masa estará perfecta y lista para empezar a rebozar nuestros buñuelos:



Habrá aumentado un poco su volumen y tendrá burbujas en la superficie, pero no tiene por qué doblar el volumen, así como está nos sirve.

Pelad las manzanas y descorazonadlas con una herramienta adecuada o con una simple puntilla, si vais a rebozarlas ya, no hace falta que las rociéis con unas gotitas de limón, pero si os vais a demorar un poco, hacedlo para que no se ennegrezcan al oxidarse.

Las rodajas cortadlas de unos 4 mm. de grosor, así tienen el grosor perfecto para trabajar bien con ellas y que queden bien blanditas al freirlas.



Pasad las rodajas de manzana por la masa y sed generosos, que queden bien impregnadas.

Ya sólo nos queda freírlas en abundante aceite caliente y vigilarlas para que no se nos quemen y queden de un bonito color dorado.

Sacamos los buñuelos de la sartén (yo uso un wok, porque es más profundo y me facilita la labor de freír los buñuelos) y los ponemos encima de papel de cocina para que escurran el exceso de aceite, para ya por último rebozarlos en azúcar y canela como remate de este delicioso bocado.



No es un dulce empalagoso, la acidez de la manzana hace a esta receta apta para los menos golosos, y el punto de azúcar y canela, e incluso un buen chorrito de miel si eres más "dulzón", acompaña perfectamente a esta modesta pero riquísima receta.

Yo creo que aún llego a tiempo `para que merendéis esta tarde ¿noooo?

Un beso, y nos vemos!!!



3 comentarios:

  1. mmmh que buenos, me recuerdan a los que hace mi abuela!! las fotos son preciosas!!

    ResponderEliminar
  2. Aiiis qué pinta! Con lo que me gustan a mi los dulces con manzana seguro que me encantan! Me quedo la receta!
    Un besoo

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué buena pinta! Yo ayer aproveché la mañana del domingo para hacer un montón de esos pasos blogueriles, jeje.

    ResponderEliminar