sábado, 20 de septiembre de 2014

Arroz negro!!!

Hoy traigo una receta que poco o nada tiene que ver con el nombre de mi blog. Es una receta salada, y si bien ya había publicado en alguna ocasión entradas con recetas saladas, siempre han sido tipo muffins, o algo hecho a partir de algún tipo de masa,

Pero la de hoy es una receta de arroz, un primer plato, un plato de esos con los que agasajar en una comida especial o disfrutar de su sabor cualquier día de la semana, sin necesidad de excusas ni de celebraciones, simplemente "porque nosotros los valemos".
Además os traigo dos versiones, que ya sabéis que siempre que puedo me encanta dar la versión "de luxe" y la "exprés".



Es sencillísimo de hacer la diferencia entre el más elaborado y el de diario, está en la base, en el "fumet" o caldo de pescado. Si lo vamos a hacer rápido o no hemos previsto que íbamos a hacerlo con antelación usaremos caldo de pescado preparado, hay buenísimas marcas como el caldo "Aneto" que nos proporcionan una calidad final en la receta asegurada. Si no, haremos un caldo de pescado como los de toda la vida con:

  • 300 gr. de pescado variado de roca o "morralla"
  • un hueso de rape
  • unos cuantos cangrejos, galeras o gamba "arrocera" (yo compro según lo veo de fresco)
  • un puerro o un a cebolla
  • una patata
  • un tomate
  • pimentón dulce (opcional) y sal

Enjuagamos el pescado y lo ponemos todo en una olla en crudo con las verduras cortadas en trozos grandes. Añadimos el agua, unos dos litros y llevamos a ebullición unos 20 minutos.  Recordad "espumar" el caldo, vamos, retirar la espuma que sube a la superficie del caldo, quitando así las impurezas resultantes de la cocción del "fumet".

Enfriamos, colamos y reservamos esta maravilla, Para la receta vamos a necesitar un litro de caldo aproximadamente, así que si os sobra congeladlo y ya tenéis para una próxima vez.

Vamos con la receta del "arroz negro" (para unas 4/5  personas)

  • 1 litro de "fumet" de pescado o caldo de pescado preparado.
  • 500 gr. arroz redondo (yo uso el de "La Fallera")
  • media cebolleta tierna
  • 6 cucharadas soperas de aceite
  • tres cucharadas soperas de tomate frito o una de concentrado de tomate
  • gambas peladitas (congeladas o no)
  • Calamar troceado (congelado o fresco)
  • Mejillones, mollitas de rape (lo que le pongáis quedará rico)
  • sal, pimentón dulce, perejil picado y azafrán o colorante alimentario
  • dos sobrecitos de tinta de calamar



Ponemos en la paella (yo he estrenado con esta receta la maravillosa paella de la linea EFFICIENT que podéis ver en su blog Cocina con BRA de una calidad espectacular) el aceite y la cebolla picadita. Doramos la cebolla y añadimos el tomate. Ponemos los trozos de calamar, las gambitas, los trozos de pescado...lo que hayamos decidido. Yo uso siempre calamar y gambas porque es como nos gusta en casa, pero mi madre le pone mejillones y tozos de emperador.

Le damos a todo unas vueltas, echamos el arroz y el pimentón, le damos dos vueltas rápidas con cuidado de que no se nos queme el pimentón dulce o luego amargará y corriendo el caldo preparado o el "fumet". Ahora ya sólo falta echar la tinta que le dará ese color negro verdoso tan caracteristico a nuestro arroz, la sal, el perejil picado y el azafrán de hebra (yo soy forofa del azafrán cuando de arroces se trata) o en su defecto el colorante.

Para esta cantidad de arroz se gasta prácticamente un litro de caldo. Yo lo que hago es que hecho todo el caldo menos un vaso corto, y según veo, lo añado si me hace falta o no hacia el final de la cocción para rectificar el punto del arroz si creo que está aún algo entero.

Lo tendremos unos 20 minutos a fuego medio, o vigilándolo hasta que se evapore todo el caldo y al probarlo lo notemos hecho. En caso de probarlo y notarlo aún algo entero, añadir el caldo que habíamos reservado y cocer unos minutos más.

No esperéis a que el arroz esté blando, apagad el fuego y tapad el arroz con una tapadera unos 5 minutos, para que se "ahogue" y se termine de hacer.



Recordad que el arroz una vez pongamos el caldo ya no se debe remover ni "menear" Y que el grano debe quedar suelto y entero, no os paséis de punto o se quedará como decimos por Valencia "empastrado".

Adornamos con unas rodajitas de limón y ¡a comer! 

¿Alguien se anima?

Un beso fuerte, Belén.








4 comentarios:

  1. Me parece una receta perfecta para cualquier fin de semana, de esos en los que disfrutas de una buena comilona y una larga sobremesa :) Y a ti te ha quedado un arroz idóneo para ese tipo de ocasiones, seguro que triunfaste porque te ha quedado delicioso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Belén. Este arrocito tiene una pinta espectacular. Una cosa, ¿de verdad merece la pena la paella que has utilizado? He estado mirándola pero, entre que es cara y que no es de hierro...no sé yo.
    Mil gracias
    Un besazo
    Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo estoy encantada, todo lo hago en estas cazuelas: tortillas, arroces, guisos, horneo bizcochos, tortitas ...no se agarran nada, se limpian súper bien y siempre están perfectas!!! Un beso

      Eliminar