viernes, 17 de octubre de 2014

"Brutti ma buoni" y un otoño que va a ser maravilloso...

Ya estoy aquí!!! Desde que volví de verano me propuse no estar tanto tiempo desaparecida del blog, y aunque por toooodas las cosas que hago y llevo en mente y por mi carácter no soy muy de rutinas fijas, estoy intentando ser buena y aparecer por aquí para no dejaros demasiado tiempo abandonados y hacer lo que más me gusta: compartir con vosotros mis recetas, algo de mis cosas y un mucho de mi.

Tengo varias recetas en el tintero: la típica coca de verduras que tanto consumimos por el Mediterráneo pero versionada un poquito, más recetas para la panificadora, una maravilla de tarta de chocolate y peras... Pero hoy me apetece que conozcáis esta receta, los "brutti ma buoni", que significa  "feos pero ricos".

Si bien en la mayoría de sitios hablan de ellos como unas galletas de merengue de origen toscano, hay otros lugares italianos que se disputan su origen. Así en Varese, en Lombardía al norte de Milán, también son típicos y los hacen bien ricos.

Es una receta fantástica para aprovechar claras de recetas de macarons por ejemplo, ya que la base es un merengue al que le vamos a añadir avellanas troceadas. En internet podéis encontrar recetas con almendras, u otros frutos secos distintos a las avellanas, con cacao...pero digamos que la receta más clásica es la hecha con "nocciole", avellanas.


Vais a ver qué cosa más rápida, más sencilla y más rica!!!

INGREDIENTES: Para unos 16 "brutti ma buoni"
  • 125 gr. de avellanas (si están peladas mejor)
  • 100 gr. azúcar
  • 50 gr. de claras
  • vainilla
Lo primero que haremos es preparar las avellanas, yo las pongo peladas,  aunque también hay recetas en las que las ponen con piel, en Mercadona las he encontrado peladas, pero si no las encontráis peladas y os molesta la piel, sólo hay que ponerlas encima de un trapo de cocina limpia, enrollarlo y frotar con energía, las pieles se separarán casi todas, y si queda alguna no pasa nada, "PA DENTRO"!!!

Trituramos muy burdamente las avellanas en un procesador o picadora o incluso en un mortero, pero recordad que queden trocitos grandes, no queremos una harina de avellanas, y reservamos.


Ahora toca hacer el merengue, comenzamos a batir las claras  (si queréis podéis añadir una pizca de sal, pero yo no lo hago)  y cuando vaya llegando a punto de nieve comenzamos a incorporarle poco a poco el azúcar, hasta conseguir un merengue firme y bien brillante. ¡¡¡Ayyyyy, qué bonito es el merengue!

Incorporamos al merengue las avellanas picadas y un poco de vainilla al gusto de cada uno (la que más os guste, un buen extracto o una vaina de vainilla raspadita) y pasamos la mezcla a un cazo que pondremos al fuego (medio) para trabajar la mezcla.

No podemos parar de mover con una cuchara de madera la mezcla, ya que de lo contrario se nos agarrará. Pese a todo, es muy normal que se nos agarre un poquito. Veremos cómo va cambiando de color, cogiendo un tono más dorado y cómo se va espesando y despegándose de las paredes del cazo .¡Ése es el punto!


Ahora sólo nos queda formar bolitas con ayuda de una cucharita sobre papel de horno, silpat o como yo sobre mis inseparables láminas de Teflón, podéis encontrarlas AQUI

No os preocupéis si quedan feos, o con formas diferentes...ése es su principal encanto y sello característico.

Precalentamos el horno a unos 160/170º con calor arriba y abjo y a esperar!! Pero la espera no es muy larga, en unos 15/20 minutos estarán listos. Puede que los notéis tiernecitos al salir pero se endurecen algo al enfriarse.


¿Qué si están buenos? Pues para cogerlos a puñados como en la foto y  comérselos como si fueran pipas, así que ya estáis tardando.

¡Buen fin de semana! Nos vemos YA, Belén.




6 comentarios:

  1. Qué fácil y que rico!! Tomamos nota, besitos cuantomasdulcemejor.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Dios Belén q buena pinta tienen!!!
    Yo no los conocía así q me la guardo. Tengo uma compi italiana en el trabajo así q un día d estos compartiremos un trocito d su Italia natal en el curro.
    Bss y mil gracias por compartir tus conocimientos.

    ResponderEliminar