viernes, 10 de octubre de 2014

Pan de cerveza Guinness y canela

¿Todos preparados para una nueva receta para amortizar a tope nuestras panificadoras?

Pues vamos allá!! La receta es una mezcla de recetas de aquí y de allí, no me gusta coger una receta y copiarla tal cual, me gusta "marranear" y a veces da resultado y a veces no. Pero en el caso de esta receta y tras tres maravillosos panes como resultado, me atrevo a compartirla con todos vosotros.


Es un pan de miga densa y alveolo pequeño, muy del gusto europeo, pero tierno y con un maravilloso sabor a canela y con un toque dulce que combina a la perfección con mermeladas, mantequilla y quesos crema. Se conserva tierno varios días...aunque no sé yo si os va a durar tanto tiempo "vivo".

INGREDIENTES:

  • 200 ml. cerveza Guinness
  • 100 ml. de agua
  • 1 tsp. sal
  • 30 gr. de azúcar Demerara (en su defecto ottro azúcar moreno)
  • 125 gr. harina de espelta integral
  • 350 gr. harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura de panadero Royal 
  • canela al gusto
  • semillas variadas para decorar o para integrar dentro de nuestra masa al gusto* 
  • harina para espolvorear

Recordad que en el caso de los panes hechos en panificadoras es importante que respetemos el orden en el que vamos a añadir los ingredientes en la cubeta.
Una vez puestos todos los ingredientes en la cubeta, seleccionamos el programa INTEGRAL, peso 750 gr, y el dorado más intenso que nos deje nuestra panificadora.

Así pues nuestra panificadora comenzará a trabajar con esta secuencia de pasos:
  1. Precalentado de 15 minutos
  2. Primer amasado 11 minutos
  3. Fermentación 30 minutos, 
  4. Segundo amasado de unos 2 minutos* 
  5. Segunda fermentación de 38 minutos
  6. Amasado rápido
  7. Tercera fermentación de 35 minutos
  8. Horneado 60 minutos

*Si decidimos añadir semillas a nuestro pan, hacedlo cuando la señal sonora (pitido) se oiga a mitad del segundo amasado.



Después del amasado rápido (paso 6) a mi me gusta sacar el pan de la cubeta y amasarlos unos minutos a mano. Además aprovecho para sacar los ganchos amasadores y para untarme las manos con un poco de aceite de oliva y disponer de nuevo la masa en la cubeta de modo que cubra toda la superficie y quede dispuesta de un modo uniforme.

Una vez realizada la última fermentación y antes del horneado, levanto la tapa de la panificadora y greño el pan (le hago unos cortes con una cuchilla, cútex o cuchillo afilado) y espolvoreo con las semillas escogidas y harina.

Recuerda estos trucos a la hora de hacer tu pan con la panificadora:
  • Vamos a trabajar a veces con masas más hidratadas y más fluidas y otras con masas más densas. Es importante que le echéis de vez en cuando un ojo a la panificadora, o a través del cristal o levantando la tapa tranquilamente. Durante el amasado y el levado no hay problema. Evidentemente durante el horneado, corréis peligro de quemaros y además lo mismo que si se tratara de un horno normal, no es conveniente que lo abráis demasiado. Así si se trata de una masa espesa, puede que alguno de los ganchos amasadores no gire bien y haya que liberarlo con ayuda de la herramienta para sacar los ganchos de algo de masa para que vuelva a girar, e incluso puede que tengamos que recoger algo de masa que quede en las paredes con la ayuda de una espátula.
  • Una vez acabe el amasado, mirad el pan, si se ha dividido en dos partes cada una alrededor de uno de los ganchos, procurad con las manos untadas en un poco de aceite, formar una masa en bloque y que se distribuya por igual por toda la cubeta para que el levado y posterior horneado se produzcan de un modo uniforme y nos quede un pan bien formado.
  • Terminado el amasado podemos retirar los ganchos amasadores, aunque si los dejáis no pasa nada. Simplemente os costará más desmoldar el pan y los agujeros que dejarán serán mayores.
  • Antes del horneado, probad a greñar el pan con un cutex o una cuchilla y espolvoread con harina la superficie del pan para conseguir un aspecto más bonito. También podéis espolvorearlo con vuestras semillas preferidas.Cuando acabe el horneado, dejad reposar el pan hasta que se enfríe dentro de la panificadora y  una vez frío proceder al desmoldado con un golpe enérgico
  • Si el pan nos ha quedado muy blanco y sin un bonito color dorado, siempre podemos gratinarlo en el horno 5 minutos, veréis si cambia el aspecto con esos 5 minutillos de "maquillaje.


Espero que os guste y que lo hagáis muuuuchas veces, yo llevo dos semanas desayunando este pan: lo pongo en la sandwichera, lo tuesto y le echo un chorro de un buen aceite de oliva y azúcar, con mi taza "mañanera" de té me da la energía que necesito para no parar en toda la mañana.



Así que todos a hacerlo, que quiero que me digáis qué os parece. 

Un beso fuerte y gracias por estar ahí, Belén.




10 comentarios:

  1. Pero como vamos a poder vivir sin panificadora?? Con lo que nos gusta el pan y con recetas como esta!! Necesitamos unaaaa!! Cuantomasdulcemejor.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a por una!!! Pero todas las recetas se pueden hacer perfectamente sin pani! Un beso

      Eliminar
  2. Me encanta!!!!!!Se ve super esponjoso y rico!!!Un besoo

    ResponderEliminar
  3. Que buena receta! Hoy precisamente hablábamos sobre un pan de cerveza que habíamos visto por la tele, y mira que casualidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado un pan estupendo, el color es una pasada y el sabor ya me lo imagino. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  5. No tengo harina de espelta, qué harina puedo usar? Por cierto, sabes los pasos para hacerla con thermomix? mil gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes combinar distintas harinas lo único es q tendrás q corregir la cantidad de liquido porq no todas las harinas tienen la misma capacidad de absorción!!Yo con th no lo hago, o a mano como toda la vida o en pani!!! Un beso

      Eliminar
  6. Uy este también me lo apunto, qué delicia! es que tiene una pinta increíble.
    Menos mal que te compraste la panificadora... eh? jeje.
    Besitos

    ResponderEliminar