martes, 4 de noviembre de 2014

Pan de espelta, trigo integral y muchas variantes!!!

Ya estoy aquí de vuelta con receta de pan hecho en la panificadora. Pero recordar que lo que se hace en panificadora se puede hacer sin ella.

En este caso es un pan rápido, con un amasado de una media hora (podéis ir amasando dos minutos o tres y decansando 5 minutos durante media horita) y un levado lo tendréis listo!!!

La verdad es que me compré la panificadora un poco a ciegas, y con no demasiada fe. No estaba segura de si "al trasto" en cuestión le iba o no le iba a sacar demasiado partido, pero como yo soy de las personas que piensan siempre "a mi que no me lo cuenten", me hice con una con la idea de que si no le sacaba partido y se convertía en un trasto más en la cocina, la regalaría.

¡Pero vaya que si que la estoy exprimiendo!

Es limpia, cómoda, da resultados buenos y sabrosos y es sencillísimo hacer pan casero en casa.

Evidentemente nada que ver con los panes de masa madre, de levados lentos y sabores intensos y graaaandes y maravillosos ojos...pero los panes de panificadora cumplen más que honrosamente su misión: son panes más compactos, con migas más al gusto europeo, pero muy aromáticos y duran tiernos muuuuchos pero muchos días, y además siempre es un gustazo controlar los ingredientes que empleamos y después comemos y compartimos con los nuestros.

Hoy os traigo una receta súper sencilla que no falla, y que me ha regalado mi "alter ego", Ana.

No sólo compré una panificadora, noooooo...compré dos, una para mí y otra para mi amiga del alma que estrenaba cocina y quería que la tuviera. Pensaba que no se iba a coger a hacer pan, pero esta Ana es una caja de sorpresas y no para de hornear!!!!

La receta combina espelta, trigo integral y harina de fuerza y le podemos añadir ingredientes al gusto como nueces, pasas, arándanos, semillas e ir adaptando la receta a nuestros gustos.

El pan de la foto es con arándanos deshidratados y semillas de amapola, uuuummmm!!!



INGREDIENTES:

  • 300/320 gr. agua (observad la masa y mirad lo que os pide)
  • 3 cucharadas aceite de oliva
  • un pellizco generoso de sal
  • 300 gr. harina blanca de espelta
  • 100 gr. harina de fuerza ( yo uso la de "Harimsa" o la de Mercadona)
  • 100 gr. de harina de trigo integral ( de "El amasadero" o la de Mercadona que es la opción más sencilla y funciona perfectamente también)
  • Tres cucharadas soperas de miel de romero (o la que más os guste)
  • un sobre de levadura seca de panadero ("Royal") pero podéis hacerlo con la cantidad correspondiente de fresca.
  • pasas, nueces, semillas variadas, mezcla de semillas, arándanos, ciruelas...
Recordad que debemos respetar el orden en el que añadimos los ingredientes, y que la levadura y la sal no deben estar en contacto al principio para que la sal no neutralice el efecto de  la levadura.

Yo programo el PROGRAMA 5, el más rápido, peso 750 gr. y como me gusta que el pan me quede doradito selecciono la opción en la que más se dora el pan.

Muchas veces me decís que cómo me salen unos panes tan bonitos en la panificadora. En la receta de Pan Básico que tenéis AQUÍ os doy alguno de mis trucos, pero hoy os voy a contar alguno más.

                                Pan con arándanos y semillas de amapola y pan con mezcla de semillas , pasas y nueces


  • A mí siempre me gusta "pegarle algún que otro meneo" a la masa. Cuando está a punto de terminar el amasado, aprovecho para sacar la masa de la cubeta, quito de paso las palas de amasado, espolvoreo la mesa con algo de harina y amaso la masa un ratito, justo hasta que la panificadora dejaría de amasar (oigo la máquina y sé cuando debo parar y volver a meter la masa porque empieza la función de levado).
  • Procuro darle en la mesa la forma alargada de la cubeta y le aplico un poquito de tensión a la masa para que quede bien formado. Si la masa es húmeda podéis poneros un poco de aceite en las manos para facilitar el formado y manipulado de la pieza, procurando que la masa quede acoplada a la cubeta, que no queden huecos.
  • Podéis añadir los ingredientes secos tipo semillas, arándanos...cuando la máquina hace el pitido indicador, pero como es un programa tan cortito yo prefiero incorporarlos desde el principio.
  • Después del levado, greño el pan con un cútex, cuchilla o cuchillo afilado. GREÑAR el pan no es otra cosa que cortar la masa de pan antes de hornear, lo cual a parte de favorecer el correcto horneado del pan le va a dar un aspecto mucho más bonito.
  • Antes justo de que comience la función de horneado, pincelo el pan con huevo batido, nata, leche...dependiendo de si mi pan es o no dulce, y si he de espolvorear semillas lo hago ahora, de modo que quedarán pegaditas a la corteza.
  • También podemos aprovechar ahora para espolvorear el pan con harina con la ayuda de un colador. Si se nos olvida podemos hacerlos una vez hecho y enfriado el pan.

¿Veis las semillitas de amapola y el rojo intenso de los arándanos? ¡Me encanta!

Puede que si seleccionáis la opción de pan más blanco os quede un tono de pan blanquecino y apagado, pero lo podéis solucionar dándole un golpe de grill en el horno. Pero si como yo seleccionáis la función de pan más doradito no va a hacer falta, quedará espectacular.

Me gusta mucho la opción de espolvorear siempre (da igual de que sea el pan por dentro) la superficie del pan con mezclas de semillas, les da un toque crujiente y un aspecto rústico que le pega mucho a este tipo de pan.


Venga ¿quién se anima? Yo ya no desayuno otra cosa, y Ana tampoco!!!!

Con mermelada, tostadas, con pavo y queso fresco, con miel y extra de mantequilla...

Y ya me contaréis porque dura tierno una semana sólo con conservarlo envuelto en papel film.

Un beso gordo, Belén.





12 comentarios:

  1. Guau¡¡¡ que pan más rico. Ya me imagino unas tostadas con éste pan.

    ResponderEliminar
  2. Belén de mi vida, me tienes loca con esos panes maravillosos de panificadora. El pan básico es un imprescindible y casi cae cada dos días. Probare este y seguro que mola!!!!!! Besos a porrón!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sale ricoooooo!! Pero si tu en panes eres DIOSSSSSSS!!!! Muaaaaacsssss

      Eliminar
  3. Me la apunto y me la llevooo!!
    Un beso
    Cristina

    ResponderEliminar
  4. hala, Sensei que pintaaa, yo quiero hacerlo, no tengo maquina, tendría que dejarlo mucho rato fermentando??? que máquina tienes, voy a cotillear antiguas entradas haber si me animo a comprar el cacharro, puffff me van a echar de casa con tanta cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mucho, una horita q veas que dobla casi su volumen y al horno!!!

      Eliminar
  5. Hola! En primer lugar darte las gracias por compartir esta receta que invita a encender el horno desde la primera foto. Me surge una duda con respecto a la levadura. (Levadura seca en grano? O levadura royal?)

    Muchaisimas gracias!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Madre mia! Este pan tiene una pinta extraordinaria. Me lo apunto ;-)

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado un pan estupendo!! A ver si me animo porque es mi asignatura pendiente, pero me encanta que hayas utilizado harina de espelta, hoy por hoy es mi favorita. Pues ahora que te has animado no dejes de hornear poque como te queden todos así tus lectores vamos a estar encantadísimos :D

    ResponderEliminar
  8. Que pasada!!!! Te ha quedado genial Belen!! =)

    ResponderEliminar
  9. Me encanta! Tu explicación, las fotos, vamos que esta semana me pongo con tu receta y ya te cuento. Hace un par de semanas, compré harina integral y me puse a intentar hacer pan integral, pero sólo con la harina integral... y levadura fresca, las veces que he usado la fresca, no me termina de convencer el sabor que le da al pan, es muy fuerte. Y el pan integral, aunque salió, no me gustó tanto como esperaba.
    Gracias por la receta.
    Besitos

    ResponderEliminar