viernes, 10 de abril de 2015

Bizcochitos de vainilla y chocolate con cognac

Receta sencilla, rápida y además con unas proporciones ideales para no estar comiendo bizcocho días y días. Sale la cantidad de masa exacta para conseguir los dos bizcochos tipo bundt cake "minis" que he hecho con este molde de "Nordic Ware".




Esta vez la grasa de la receta en vez de aportarla la mantequilla o el aceite como en otros bizcochos, la proporciona la nata, usaremos nata de montar con mayor proporción de grasa en su composición y vais a ver qué ricos quedan. Así que no penséis que se me ha olvidado el aceite o la mantequilla que sólo llevan nata.

Es un bizcocho denso, pero húmedo (la almendra siempre da ese toque húmedo a nuestros bizcochos) y muy aromático (del aroma la culpa la tiene el cognac, y también le pega muy bien el ron).



Yo hice una masa sin cacao, sólo con vainilla y dividí en dos mitades: una la dejé tal cual para el bizcocho de vainilla y a la otra mitad le añadí una cucharada sopera de cacao. 

Si queréis hacer los dos bizcochos de cacao, deberéis añadir doble cantidad, y os aconsejo que rectifiquéis la cantidad de harina: es decir, si ponéis dos cucharadas soperas de cacao, quitad dos cucharadas soperas de harina, para que no nos quede demasiado seco ni apelmazado.

Ingredientes:

  • 2 huevos XL
  • 180 gr. azúcar
  • 180 gr. harina ¨bizcochona"
  • 100 gr. nata para montar
  • 50 gr. cognac o ron
  • un chorrito generoso de una buena vainilla
  • 40 gr. almendra molida
  • un buen puñado de nueces
  • una cucharada sopera de cacao en polvo para añadir al bizcocho de cacao.



Comenzamos  batiendo los huevos, el azúcar y la vainilla. Con unas simples varillas de mano nos quedará perfecto. Añadimos la harina (mejor siempre si la tamizamos, no me seáis perezosos que os veo!!), la almendra molida, la nata y el cognac e integramos todo bien. No hay que volverse locos batiendo, un par de "meneos" será suficiente.

Incorporamos las nueces troceadas y si queremos un bizcocho de cada color separamos la masa en dos y a una de las mitades le añadimos la cucharada de cacao sopera. 

Si queremos los dos sólo de vainilla, no separamos en dos la masa ni usamos el cacao.

Y si queremos los dos bizcochos de cacao, recordad que rectificaremos la cantidad de harina tal y como  os he explicado antes. Para potenciar el sabor del cacao podemos añadir una cucharadita de café soluble y también una pizca de sal, que ya sabéis que siempre viene bien.



Aunque estos moldes tienen un acabado de una fantástica calidad y son bastante antiadherentes, la cantidad de bordes y flilgranas que los hace tan bonitos hacen más que aconsejable que los preparéis antes de rellenarlos con la masa: o los untáis con un pincel y mantequilla derretida o aceite, o como yo los preparáis con los sprays que venden específicos para desmoldar bizcochos. De las pocas cosas que uso de la marca "Wilton" es precisamente su spray desmoldante, nunca falla!



Como siempre que hacemos bizcochos, tendremos listo  y precalentado nuestro horno a unos 170º, y hornearemos los bizcochos unos 45 minutos o hasta que al pincharlos salga el probador limpio, que no seco. Porque muchas veces cometemos el error de esperar a que el probador o aguja salgan completamente secos y lo que hacemos es secar el bizcocho horneándolo de más. Así que debe salir limpio , no seco del todo.

Si aún queremos unos bizcochos más sabrosos y húmedos probad a "emborracharlos" bien con este almíbar:


  • 100 gr. azúcar
  • 150 gr. de agua
  • una tsp de extracto de vainilla
  • unos 50 gr de ron o de cognac (lo que hayamos usado al elaborar el bizcocho)

Sólo tenemos que poner en un cazo a hervir un par de minutos todos los ingredientes menos el alcohol, retirar del fuego pasado ese par de minutillos y añadir el cognac.



Yo, si no hay niños pequeños, desde luego aconsejo el toque del almíbar, y con unas fresas y un poco de nata montada, no os podéis imaginar las sobremesas "cafeteras" que vais a pasar con los vuestros si os decidís a hacerlos!!!

¿Quién se anima? Espero vuestros bizcochitos en Facebook para que podamos todos disfrutar viendo ese ARTE que derrocháis.

Un beso grande, Belén.



P.D. Por cierto los cuadernos de "scrapbooking" que me han servido de maravilloso "atrezzo" para las fotos son de Marina del archiconocido blog Blaukitchen y buena amiga mía. Si lo conocéis perfecto, sabéis escoger blogs de referencia, y si no lo conocíais ya estáis tardando, no os va a dejar indiferentes: recetas, trucos, decoración, "scrap" todo con unas fotos maravillosas y un gusto excecpional.



Y además Marina es una de las "profes" de La Tallerería y no os podéis perder su taller de "scrapbooking". Tenéis AQUÍ toda la información para no perderos la próxima edición. 



¡Es todo taaaaaaan bonito!

6 comentarios:

  1. Mil millones de gracias Belén, en tus manos se multiplica la belleza como por arte de magia.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Madre mía que delicia! Me encanta la forma que tienen!

    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Que geniales te quedaron , tienen que estar de muerte.
    Besos crisylaura

    ResponderEliminar
  4. Debe de estar riquisimo y delicioso!! Pero es que la presentacion que le has realizado es tan cuqui jeje! Te voy a dejar la dirección de mi Blog, en el que he publido varios post de comida creativa, posiblemente te pueda interesar :) adifferentart.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Hummm qué ricos, me aplico el de chocolate.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Belén, en cuanto vi la receta, la copié, he hecho alguna variación, como hacer un solo bizcocho de vainilla y en vez de coñac añadirle vodka caramel. En casa nos ha gustado mucho. Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar