viernes, 9 de octubre de 2015

Monkey bread

Después de dos pruebas (ya sabéis que yo antes de publicar una receta la pruebo y repruebo) por fin os traigo el Monkey bread. En muchos libros de recetas americanos y blogs también lo llaman pinch-me cake o African coffee cake. 

El nombre de monkey bread o el de pinch-me cake es de lo más explícito porque se come pellizcando las bolitas que se desprenden con facilidad, igual que hacen los monos cogiendo con sus manitas pequeñas porciones de fruta.

Buscando recetas y perezosa que es una a la hora de transformar cups, oz...en nuestras medidas acabé en uno de mis blogs españoles de referencia, Food and cook by Trotamundos y decidí después del primer intento no cambiarle ni una coma, porque cuando algo funciona no vale la pena calentarse la cabeza, y vaya si funciona!!!





Pese a todo os voy a dar mis trucos y los problemillas que me he encontrado a la hora de elaborarlo y un par de variantes que os pueden encantar. Así que os recomiendo que primero leáis la receta original de Trotamundos y después mis recomendaciones.

Lo primero que os cuento es que es una masa que me ha recordado mucho a la de los rollitos de canela, es una masa que requiere un amasado largo e intenso, hasta que nos quede bien elástica y manejable y es muy agradable trabajar con ella. 



Una vez lista nuestra masa tal y como Trotamundos explica, la dejaremos levar una hora y media o dos, yo lo que hago es meterla en el horno a unos 30º y acelero un poquito ese tiempo de levado.

Levada la masa yo soy como siempre algo más práctica y menos ordenada, y me dedico a pellizcar la masa "a lo bruto" y formar bolitas del tamaño de una bola de ping pong, aunque tampoco importa demasiado si las porciones no salen todas de igual tamaño.

Cogemos el molde de corona o tipo bundt escogido y comenzamos a rebozar las bolitas en la mezcla de mantequilla derretida, azúcar y canela. Os aconsejo que seáis muy generosos en el proceso de rebozado, ya que de este sencillo paso va a depender en gran medida el resultado final de nuestro monkey bread.

Untad el molde con aceite, con mantequilla o como yo ponedle una fina capa de spray especial para desmoldados y comenzad a disponer las bolitas sin demasiados miramientos.

Mi molde tiene una capacidad de 2000 ml. por lo que al poner la primera vez todas las bolitas que me salían en el molde me quedaron hasta justo el borde...


Y ¿por qué os digo esto? Porque durante el segundo levado aquello creció aún más y durante el horneado ni os cuento y las bolitas iban cayendo y desmontándose del pastel. Así que si vuestro molde es del tamaño del mío, ajustad con una sencilla regla de tres los ingredientes para 400 gr. de harina en vez de para los 600 gr. de la receta original.




Una vez desmoldado, lo hace sin dificultad si está bien engrasado previamente, podemos rematarlo con un sencillo glaseado. En mi caso 100 gr. de azúcar glas, y un par de cucharadas soperas de leche templadita, según lo denso que queráis que os quede el glaseado.


El resultado de la primera prueba pese a todo fue tan espectacular que decidí repetirla, depurar los defectillos e imcorporar un toque de manzana que tanto y tanto me gusta y que tan bien le va a esta receta. ¿Os lo cuento?

Preparad unas manzanas caramelizadas: manzanas, azúcar moreno, especias y si queréis un toque de brandy. Rellenad las bolitas de este relleno de manzana o disponed entre las bolitas "como caiga" la compota obtenida...y no digo más! ¿Y con calabaza asada y especiada?


¡Pellizca compulsivamente las bolitas y si puedes para de comer el maravilloso pan de mono antes de que sin darte cuenta te lo hayas zampado de una sentada!

AVISO IMPORTANTE: receta altamente adictiva #elqueavisanoestraidor, no digáis que no os avisé.

Un beso, Belén.

5 comentarios:

  1. Madre mía Belén!!! Tengo que probarlo! Antes de leer tus recomendaciones ya estaba pensando que combinaría de lujo con una compota de manzana reineta. Me encanta este tipo de masa, te contaré mis resultados. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Pues decirte que ha valido la pena esas pruebas anteriores porque has conseguido prepararlo y menudo resultado!! Felicidades por este monkey bread porque te ha quedado precioso. Una de mis pendientes es la masa de los rollitos de canela, la hice una vez y no me salió, así que como dices, a veces cuando las cosas funcionan no puedes cambiar ni un ápice de la receta. Disfruta muchisimo de este dulce y del finde, qué buenos desayunos y meriendas te esperan :) 1 besoooooo!!!

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de hacer esta receta desde que la descubrí y ahora al ver tu receta más. Te ha quedado con un pinta increíble.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta maravillosa, me ha recordado un poco a los rollos de canela que me encantan, así que esto tiene que ser otro vicio igual! Tengo que probarlo, no me queda mas remedio. Un beso

    ResponderEliminar