domingo, 21 de febrero de 2016

Bizcocho para desayunos en molde de bundt

Hoy una entrada rápida, pero no por ello menos interesante. De hecho es uno de los bizcochos que más hago últimamente desde que lo probé este verano.

Y digo lo de entrada rápida porque no me he currado la receta, es de Raquel Carmona, autora del maravilloso blog Los tragaldabas. Si hacéis click en el link tendréis a mano la receta.

Yo la hago tal cual, en la thermomix, lo único que cambio porque siempre voy con prisas y le he cogido el "gustillo" es el tema de la harina bizcochona.

Es la que yo uso para este tipo de bizcochos de diario y me resulta cómodo y fácil. Así que al poner harina bizcochona o leudante no le pongo ni el bicarbonato ni la levadura química que indica la receta. También sustituyo la ralladura de limón por la de naranja, por eso de que "la tierra tira" y me gusta ponerle mitad de girasol y mitad de un aceite de oliva suave. 

Es una receta infalible a la que sólo le veo un "pero" y según cómo se mire, claro: sale muuuucha cantidad. Así que si no quieres un bizcocho enorme  divide la cantidad por la mitad.

Para que os hagáis una idea: con las cantidades de la receta original me ha salido esta maravilla de bizcocho que he hecho en el molde "autumn wreath" de Nordic Ware de su línea de moldes para bundts y otro bizcocho de 12 cm. de diámetro y unos 8 cm. de alto.


El molde es una maravilla y se desmolda, como todos los de la misma marca y si respetamos las típicas indicaciones, sin problema, consiguiendo un bizcocho que sorprende a todos, lleno de hojas de otoño y bellotas que rodean la corona perfectamente definidas.





Lo he horneado a 170º  y cerca de una hora, aunque ya sabéis que lo ideal es no quitarle ojo y pincharlo para saber con seguridad si ya está bien horneado por dentro. Recordad que con este tipo de "moldes corona" es aconsejable respetar varias cosas:

  • Hornearlo sobre la rejilla y no sobre bandeja para conseguir una óptima circulación del aire y del calor.
  • Engrasar bien el el molde haciendo especial hincapié en todas las aristas y recovecos.
  • Desmoldar pasados unos 10 minutos o hasta que veamos que los bordes del bizcocho comienzan a despegarse de las paredes del molde.
Mi lucha con los bundts y con este tipo de moldes fue épica, puedes verla AQUÍ y reírte un poco de mis peripecias tras el bundt perfecto. Pero si respetas esos trucos salen solos!


Un bizcocho jugoso, que aguanta tierno días y días. Para el desayuno en casa, solemos acompañarlo de un poco de mermelada. Si tengo por la nevera, yo desde luego con mi mermelada casera de fresa,  y mi hijo mayor con una rica mermelada de naranja amarga. Aunque es raro que dure tanto...siempre hay voluntarios para coger un trozo!



 ¿Te animas?

Un beso, Belén.

1 comentario:

  1. se ve ideal con ese molde¡¡¡y seguro que bien rico.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar