martes, 24 de octubre de 2017

Gofres de Lieja

Los gofres, gaufres, waffles... son sin duda uno de esos dulces que crean adicción. Una masa muy sencilla de realizar de origen belga, un buen levado, azúcar perlado y una buena gofrera, son sin duda las claves para disfrutar en casa de una receta que engancha a todos.

Con los gofres me pasaba (y digo pasaba...) un poco como con los donuts: por más recetas que he probado nunca he encontrado la receta de donuts que me haga decir que ÉSA es la receta. Y es que acostumbrados al sabor y textura de los industriales no hay receta hecha en casa que se les compare. ¡Ojo! seguramente sean más ricas, más sanas... pero no son #losdonutsdesiempre.

De gofres ya había probado varias recetas, de hecho tenéis una muy sencilla hecha a partir de una masa fantástica que lo mismo nos sirve para un roto que para un descosido en el blog. AQUÍ podéis consultarla. Pero no había dado con la receta...


gofres



Hasta que vi a Mj en su fantástico blog cómo ponía los ojos en blanco al hincarle el diente a unos gofres y tuve un pálpito: ¡esos gofres iban a ser la receta!

Una masa perfecta, con el toque crujiente del azúcar perlado (yo he usado el de "Azucarera" y me ha encantado, con los granos bastante gorditos), el sabor inconfundible de los gofres de Lieja y el maravilloso bocado que todos asociamos a los gofres de verdad, los de #todalavidadedios.

Elaborarlos no es para nada complicado, y los ingredientes son de ir por casa, excepto el azúcar perlado que se encuentra sin problemas en tiendas online. 

¿Se puede sustituir el azúcar perlado por azúcar blanquilla? Se puede. Pero yo os diría que si no lo encontráis no los hagáis, porque el toque que les da es absolutamente imprescindible para conseguir una receta redonda. Aporta por supuesto el toque dulce y al entrar en contacto con la plancha de la gofrera y fundirse le da ese toque crujiente y caramelizado tan característico de este típico dulce belga.


gofres


Los ingredientes y la elaboración (vídeo incluido) de la receta los podéis ver AQUÍ y para qué voy a marearos copiando la receta si MJ lo explica así de bien en su blog.

¿Cambios que he hecho en la receta? Ninguno... bueno uno: no tenía a mano harina de trigo "todo uso" y en la receta no se especifica más. Así que como las ganas me apremiaban he puesto harina de fuerza y ¡el resultado ha sigo gloria bendita!

Además del uso del azúcar perlado, yo creo que el truco está en usar una buena gofrera, y desde luego que ÉSTA lo es.  Es verdad que las hay más baratas, incluso LIDL saca de vez en cuando gofreras a precios sensacionales, pero la calidad del material de Nordic Ware, su  revestimiento antiadherente y su acabado a prueba de kilos y kilos de gofres hace que sin duda sea una elección de lo más aconsejable, aunque haya que gastarse unos euros de más. Sirve tanto para gas como para vitro y lo único que hay que hacer es calentarla por ambos lados antes de poner la masa a hacerse. Luego iremos abriendo la gofrera y girándola de uno y de otro lado según veamos lo más o menos doraditos que van quedando nuestros gofres.


gofres


A fuego suave yo he tenido los gofres unos 3 minutos de cada lado hasta conseguir el dorado perfecto que andaba buscando.

Están tan ricos que sólo con azúcar glass están deliciosos, pero si eres de emociones fuertes no dudes en fundir un buen chocolate, echar mano de nata montada o comerlos con frutas y mermeladas. 

¡Como te los pongan te los comerás!

Con las cantidades de la receta yo he hecho 8 gofres. ¿Qué pasa si no vas a poder comértelos todos? Puedes congelarlos ya hechos, puedes guardarlos un par de días y darles unas vueltas por la sartén antes de comértelos (aunque no están taaaaan buenos como recién sacados de la gofrera, claro está) y puedes congelar la masa ya levada y terminada en bolitas individuales y usarla cuando más te apetezca sólo con darle unos minutillos a la masa para que se descongele y atempere (truquillo patrocinado por Cristina de Un Pedacito de cielo ;;;)))


gofres



Y después del rollo que os he metido un consejo: ¡No hagáis la receta de los gofres de Lieja, no la hagáis! Es altamente adictiva y el que avisa no es traidor...

Un beso enorme,

          Belén.

1 comentario:

  1. Jajajaja...me mondo, gracias guapa. Tienes toda la razón al desaconsejar la elaboración de dicha maravilla. Te han quedado de escándalo! Un besote guapa.

    ResponderEliminar